Nuestra historia empezó hace 11 años; para ese entonces, nuestra razón de ser era prestar el mejor servicio como administradores de fuerzas de venta, entre una aseguradora y sus clientes finales. Desde ese día, hemos ido aprendiendo, creciendo y evolucionando, y hoy en día, somos reconocidos a nivel nacional por crear procesos personalizados, que unen la parte comercial con la parte operativa de las empresas. De ahí que, creemos que la personalización y la creación de servicios conectores, marcan la diferencia para obtener el éxito en un mercado competitivo que se encuentra en constante cambio.

Nos encanta innovar cada día, estudiar las tendencias que mueven al mercado e ir un paso más allá, pues creemos que por medio de la tecnología y de nuestro equipo de trabajo, podemos crear procesos cada vez más eficientes y eficaces, que logren potencializar los modelos de negocios de las empresas. ¿El resultado? Las empresas tendrán a cambio las mejores herramientas para hacer cada uno de sus procesos más ágil.

Hay muchas cosas que han cambiado durante estos 11 años, pero hay un factor que sigue intacto que fue, es y será la razón de ser de Kimmel: ¡Hacemos que las cosas pasen